+
Mándalas son diagramas que se representan de forma esquemática y simbólica de macrocosmos y el microcosmos, que se utilizan tanto en el budismo como en el hinduismo. En su estructura el lugar sagrado, centro del universo y tambien soporte de concentración, es mostrado como un círculo inscrito en una forma cuadrangular.

Mandalas y Laberintos


Reorganización

  • Formación y Espirales

Espiral es el sentido o la forma natural que puede tomar la energía. Es como si todo en el universo danzara en una infinita espiral. Todos los ciclos no son circulares, son como espirales y se repetirían  pero lo que es cierto es que se superan  y se extienden para los costados para por fin  elevarse en un viaje hacia lo infinito.

Tanto la espiral como  el círculo son los símbolos esenciales que  representan el todo, porque en sus trazados, se  incluyen y trascienden. Nos muestran  el nacimiento, la muerte y el renacimiento del ser; como asimismo el tiempo y las distintas fases del crecimiento y nuestra evolución. Una  visión transpersonal adhiere a un modelo en espiral de la vida y busca que en cada giro se pueda  dar un salto cualitativo y crecer en conciencia.

• Mandalas

Somos limitados culturalmente para  expresarnos a través de lo que es el  arte gráfico, por mas que sean varias las personas que tienen una  inclinación natural hacia el  dibujo y la pintura.

Pensando en ello, los mandalas tienen  como desafío el superar los miedos que tenemos para mostrarnos  y encontrarnos por intermedio del  arte. Para desarrollarse en ellos,  no es indispensable  conocer  de teoría artística ni tampoco contar con algún talento  especial.

Valores  transpersonales  de los mandalas,  son los que tienen  capacidad para  activar los mecanismos internos de la conciencia y el ser que nos dejan  expresar contenidos en gran medida creativos, también ordenarlos y darles un sentido. Este sentido que algunos  mencionan como   una inspiración divina, lo que  sería  la piedra angular de la autorrealización y asimismo, el último encuentro con lo divino.

Laberintos

Siempre hubo  laberintos en todas las culturas y en todas las épocas. La tarea del laberinto es muy enigmática; tal es así que se ha especulado muchísimo sobre este punto, aconsejándose  trampas, iniciaciones místicas, ritos de paso, mapas de tesoros ocultos,  etc.

Desde cierta visión transpersonal  un laberinto es un espejo, una imagen o un símbolo sobre el difícil y difícil camino de la vida que tienen los seres humanos. Nos dice sobre las verdades en la vida, delo que son  las dificultades y también  las luchas, aunque a la vez  simboliza la entrada, el centro y la nueva libertad toda vez que se vuelve al exterior.

El laberinto cuenta entre los fines terapéuticos, el  encontrar la iluminación y la verdad luego de un tortuoso  recorrido;  Llama  a desestructurar la mente arribando despojados de prejuicios al centro del ser.

Cuando llega a ese lugar  y luego de  encontrar la verdad más pura que es  nuestra piedra filosofal, el retorno se vive como una reorganización de lo aprendido.


comparte esta página en: